martes, 4 de mayo de 2021

Arquitectura del albergue tradicional japonés, el ryokan, XVIII

Algunos ryokan "modernos", 2: el Otaru Ryōtei Kuramure
En el anterior artículo presenté un albergue cuya arquitectura era el resultado de una rehabilitación integral que utilizó acabados, materiales y mobiliario tanto tradicionales como modernos para crear una atmósfera inconfundiblemente nipona. No obstante, en puridad, ya no podría decirse que se trataba de un ryokan clásico, a pesar de sus habitaciones con tatami, baños ofuro y cocina kaiseki

Pues bien, hoy hablaré de un establecimiento que da un paso más en ese sentido. Me parece que quienes tenían dudas de si el ryokan que comenté en el anterior artículo, el Hoshinoya de Kioto, era o no era un verdadero ryokan, es muy posible que con el que presento hoy, el Otaru Ryōtei Kuramure, ya no las tengan; aunque también podría pasar todo lo contrario, que aumenten sus incertidumbres y se pregunten: ¿dónde está el límite entre un albergue que se califica de ryokan y uno que no?

El Otaru Ryōtei Kuramure
Página web del "hotel".  
Aunque en la página web del Kuramure no aparece el término ryokan, sino el de hotel, la atención al cliente, la cocina que ofrece y los diferentes baños con aguas termales sí son claramente japoneses. Ante esta situación, surge la eterna pregunta: ¿dónde se encuentra la tradición, en la forma o en el espíritu? Voy a dejar que la respuesta a esta cuestión la piense el lector, pues ahora solo voy a presentar al Otaru Ryōtei Kuramure, el primero de tres establecimientos hoteleros de diseño radicalmente moderno que veremos en este final de serie sobre el ryokan.

martes, 20 de abril de 2021

Arquitectura del albergue tradicional japonés, el ryokan, XVII

Algunos ryokan "modernos", 1: el Hoshinoya Kyoto
Después de los anteriores artículos dedicados a tres ryokan de estilo clásico o tradicional, como queramos llamarlo, hoy hablaré de otro en Kioto cuya arquitectura se encuentra a medio camino entre la tradicional y la moderna, pero que mantiene el espíritu nipón que se supone debe darse en ese tipo de establecimientos. Me refiero al ryokan Hoshinoya.

El ryokan Hoshinoya Kyoto
Página web del ryokan
El Hoshinoya es uno de los ryokan cuyo entorno y sobre todo la manera de llegar hasta él, nos retrotrae a tiempos pasados. Precisamente, ese es uno de los rasgos más valorados en un ryokan, su capacidad de sumergirnos en una atmósfera que creíamos perdida, la del Japón de hace más de un siglo.

Hoy día muy pocos viajeros pueden prescindir de los avances de la vida moderna, ya sea de aire acondicionado en los calurosos veranos japoneses, de televisión, de internet o de disponer en su habitación de cualquier otro adminículo como los que tiene en su hogar. Lamentablemente, esos elementos encajan muy mal en ambientes tradicionales. Nada más descorazonador que tener junto a un tokonoma una pantalla de televisión o el refrigerador del minibar.

Lo que se exige a un perfecto ryokan es que ofrezca todos esos servicios sin que interfieran visualmente en un entorno tradicional, algo ciertamente difícil y que requiere un gran esfuerzo de diseño y organización. Pues bien, el Hoshinoya es uno de esos lugares donde se logra esa comprometida fusión de una atmósfera que deseamos que sea como antaño y un entorno moderno con todas las comodidades.

La embarcación a disposición de los clientes  para acceder al ryokan Hoshinoya de Kioto, 
cuyos edificios aparecen entre los árboles. Foto de la web del ryokan.

martes, 6 de abril de 2021

Arquitectura del albergue tradicional japonés, el ryokan, XVI

Algunos ryokan clásicos, 3: el Wanosato
Esta es la tercera entrega de la parte de esta serie dedicada a comentar ejemplos concretos de ryokan situados en edificios antiguos. En el primer artículo hablé de uno ubicado en Kioto, en el segundo lo hice de otro que se encuentra en Izu y hoy toca comentar un establecimiento de Takayama: el ryokan Wanosato.

El ryokan Wanosato
Página web del ryokan.
El Wanosato se encuentra en un entorno boscoso a una media hora del centro de Takayama, en la prefectura de Gifu. Sus edificios responden a la tipología minka, un término que se refiere a las viviendas rurales en general y cuyas gruesas cubiertas de kaya se conocen como de estilo gasshō. Pido disculpas por tantos vocablos técnicos, los explico ahora mismo.

Portón de entrada al ryokan Wanosato en Takayama. Foto de la web del ryokan.

martes, 23 de marzo de 2021

Arquitectura del albergue tradicional japonés, el ryokan, XV

Algunos ryokan clásicos, 2: el Asaba
Después del anterior artículo, el primero de esta serie consagrado a uno de los ryokan más célebres de Kioto, hoy hablaré de otro establecimiento con pedigrí situado esta vez en Izu, en la prefectura de Shizuoka.

El ryokan Asaba
Página web del ryokan
El ryokan Asaba, regentado por la misma saga familiar desde hace cientos de años, se encuentra en un entorno singular frente a un pequeño estanque en el que se levanta una antigua escena de teatro trasladada ahí a principios del siglo XX. En ese espléndido marco, entre los meses de marzo y noviembre se ofrece un buen número de representaciones de teatro y kyōgen, así como de otras artes escénicas y musicales clásicas.

Si te interesa el teatro , recuerda que en este blog le dediqué una serie de artículos, este fue el primero

La escena de teatro vista desde la galería del ryokan Asaba en Izu, prefectura de Shizuoka. 
Foto de la web del ryokan.

martes, 9 de marzo de 2021

Arquitectura del albergue tradicional japonés, el ryokan, XIV

Algunos ryokan clásicos, 1: el Hiiragiya
Después de que en el anterior artículo hablara del jardín en los ryokan, hoy inicio la última parte de esta serie dedicada a la arquitectura de los albergues tradicionales japoneses para presentar tres ejemplos concretos situados en edificios antiguos, otros tantos de riguroso diseño moderno y uno con más con un siglo de vida que se ha reformado con criterios actuales.

En los comentarios que iré haciendo a lo largo de los siguientes artículos sobre esos ryokan, me limitaré a comentar temas relacionados con la arquitectura, pero no lo haré del siempre exquisito trato que en cualquiera de ellos se dispensa al cliente ni de la espectacular cena y desayuno que sirven.

Ya saben mis lectores que en este blog no se tocan temas culinarios ni específicamente turísticos. En este último apartado de la serie solo hablaré de los aspectos arquitectónicos de esos siete ryokan que he seleccionado, en los que, según mi opinión, se reflejan no solo las costumbres y cultura tradicionales de Japón, sino muchos de los rasgos de su arquitectura.

Pero basta ya de preámbulos, empecemos por el primero de esos ryokan: el Hiiragiya.