SERIES

martes, 26 de agosto de 2014

Arquitectura moderna japonesa: Tange Kenzō, VIII

La arquitectura moderna japonesa: Tange Kenzō, edificio Dentsu en Osaka
En los artículos anteriores vimos algunos de los proyectos más representativos construidos por Tange en los años cincuenta, hoy hablaré de una obra ya desaparecida que era similar en sus planteamientos a las de Kurashiki e Imabari.

El edificio Dentsu en Osaka, 1960
La sede en Osaka para la empresa de publicidad Dentsu fue la primera de las que Tange proyectó para esa compañía en 1957. Diez años más tarde el arquitecto construyó otro centro corporativo en Tokio, que en 2002 fue sustituido por una flamante torre de más de doscientos metros de altura proyectada por el francés Jean Nouvel. Como puede observarse, en Japón la vida de los edificios es sumamente corta.

La obra de Osaka era una muestra de la capacidad de Tange para transformar una fachada plana en una gran superficie plana de huecos y macizos. Se trataba de un bloque de poca profundidad, levantado entre los márgenes de dos ríos y cuyo tratamiento se diferenciaba claramente del empleado en la sede para el gobierno de la prefectura de Kagawa que comenté en un artículo anterior. En este caso, el arquitecto japonés renunció al juego estructural para crear una especie de celosía de piedra pues, a diferencia de la mayoría de obras de esta época, desestimó el empleo del hormigón visto.

Tange KenzōEdificio Dentsu, 1960Osaka. Foto: Urbipedia.

En la fotografía anterior se aprecia la compacta fachada del edifico, hábilmente aligerada gracias a los balcones de los extremos y a las meticulosamente ejecutadas juntas del revestimiento que se distinguen en la siguiente ilustración. Obsérvese que la anchura de los huecos varía sutilmente: en los centrales es algo menor que en los extremos. 

Tange Kenzō: Edificio Dentsu, 1960. Osaka. Foto: J. Vives.

Como se aprecia en las dos ilustraciones anteriores, la fachada principal de esta obra era un verdadero lienzo plano, roto por las sombras de sus huecos. En esta ocasión Tange utilizó un lenguaje diferente de la explosión estructural de Takamatsu, pero similar al del ayuntamiento de Kurashiki. Sin embargo, en la fachada lateral, el arquitecto japonés empleó los vierteaguas de los huecos (véase la foto siguiente) de manera semejante a cómo lo hará algo más tarde en el centro cultural de Nichinan que comentaré en el próximo artículo.

Tange Kenzō: Edificio Dentsu, 1960, derribado. Osaka. Foto: fuente desconocida.

En la fotografía siguiente se aprecian los ventanales retrasados respecto el plano de la fachada principal y cómo quedan protegidos de la radiación directa con parasoles horizontales como los que Tange ya había utilizado en el ayuntamiento de Imabari.

Tange Kenzō: Edificio Dentsu, 1960, derribado. Osaka.
Foto: www.designculture.it.

En el siguiente artículo hablaré de otra pequeña pero interesante obra de Tange: el centro cultural de Nichinan.